Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
MARÍA JOSÉ ESPINOSA
Martes, 10 de mayo de 2016 | Leída 158 veces
COMARCA

La zona Delta constituye una plataforma para exigir mejoras en el transporte público

Guardar en Mis Noticias.

Ayuntamientos, sindicatos, patronales y el mundo académico unen sus esfuerzos para reclamar una movilidad más eficiente y sostenible en el territorio

[Img #11641]

 

Viladecans, Gavà, Sant Boi y Castelldefels, municipios que conforman la denominada cornisa del Delta del Llobregat, sufren un déficit histórico en el ámbito de la movilidad y, sobre todo, en el transporte público de pasajeros. De hecho, hay importantes proyectos estratégicos que, pese a que están concretados y recogidos en el Plan Director de Infraestructuras (PDI), siguen paralizados y olvidados en un cajón, a causa de la crisis y de los recortes en inversión. Éste es el caso del Metro del Delta, una conexión ferroviaria soterrada que ha de unir estas ciudades con Cornellà, atravesando los núcleos urbanos; y del carril bus segregado en la comarcal C-245.

 

Los ayuntamientos de estos municipios, así como los diferentes agentes sociales y económicos del Baix Llobregat (Pimec, Aeball, CCOO, UGT, Cambra de Comerç y la UPC), exigen a las administraciones del Estado y la Generalitat que vuelvan a poner sobre la mesa y en el centro de sus agendas políticas estas infraestructuras largamente reivindicadas por un territorio en el que viven más de 250.000 personas y donde está previsto en los próximos años un desarrollo económico de más de 25.000 nuevos puestos de trabajo.

 

Para hacerse oír con más fuerza, acaban de constituir una plataforma con el objetivo de alcanzar en los próximos años “una mejor movilidad interurbana, y un transporte público moderno, eficaz y sostenible para todos, priorizando las actuaciones e inversiones a partir de criterios homogéneos y transparentes de rentabilidad social y económica”.

 

Los impulsores de la plataforma recuerdan que la Plana del Delta del Llobregat cuenta con universidades de referencia como el campus de la UPC en Castelldefels, el aeropuerto de El Prat, el puerto de Barcelona, centros tecnológicos y polígonos industriales con mucha actividad económica que “en estos momentos están totalmente desconectados”.

 

Entre las peticiones concretas que la plataforma trasladará a las administraciones competentes, destaca la tramitación de la ejecución del Metro del Delta; un estudio del sistema de movilidad del ámbito que conecte el aeropuerto, la franja litoral y el campus de la UPC con los municipios de Sant Boi, Viladecans, Gavà y Castelldefels y éstos con el resto de la comarca; la revisión del proyecto para la transformación de la C-245 para que disponga de un vial segregado para autobuses y para bicicletas; ejecutar las inversiones necesarias para mejorar la línea de Rodalies R2, así como desarrollar aquellas infraestructuras y obras recogidas en el PDI; e impulsar mesas de movilidad en los polígonos industriales para coordinar aquellas actuaciones que hagan más eficiente la movilidad de trabajadores, clientes y proveedores.

 

El rector de la UPC, Enric Fossas, recordaba esta mañana, durante la presentación de la plataforma que ha tenido lugar en la Escuela de Ingeniería de Telecomunicación y Aeroespacial de Castelldefels, que la actual red de transporte público obliga a los estudiantes a dar muchos rodeos para acceder al campus del Baix Llobregat. Fossas ponía como ejemplo los estudiantes que viven en las ciudades del norte de la comarca, que se ven obligados a pasar por Barcelona para llegar a la universidad. "Todo esto son combinaciones logísticas complicadas que no facilitan el fomento de la universidad en la comarca", señalaba.

 

Fossas daba su apoyo a la plataforma “no sólo porque entendemos que debemos actuar en complicidad con el territorio, sino porque una movilidad poco eficiente es una dificultad añadida a otras en el desarrollo pleno de la actividad de la Universidad, a la que cada día se desplazan muchas personas para trabajar, investigar y estudiar”.

 

Por su parte, el alcalde de Viladecans, Carles Ruiz, remarcaba que el objetivo es reclamar “una adecuada inversión en transporte público” en una zona que es “uno de los motores de la recuperación económica de Catalunya”. Ruiz insistía en “todo aquello que aporta el Baix Llobregat en capacidad económica, creación de puestos de trabajo y riqueza para Catalunya” y lamentaba que esta contribución no haya sido compensada con “inversiones públicas, mejor transporte y otras infraestructuras que necesita la comarca”.

 

Mientras, la alcaldesa de Gavà, Raquel Sánchez,  calificaba estas demandas de mejoras en el transporte como "históricas" y recordaba que desde los ayuntamientos se han hecho los “deberes” durante años, “aunque muchas veces no teníamos ni las competencias ni los recursos para hacerlo". Sánchez cree que ya es el momento de “recibir un retorno por parte de las administraciones competentes” y que éstas ejecuten “unas inversiones que están reconocidas en los Planes Directores de Infraestructuras".

 

Su homóloga en Sant Boi, Lluïsa Moret, apuntaba que “en un momento en el que en el país ha abierto el debate sobre las infraestructuras vinculadas al transporte, también queremos que nuestras necesidades se pongan sobre la mesa”. Moret reiteraba que “estamos hablando de un territorio que es motor económico del país, que aglutina infraestructuras referentes como el aeropuerto, centros de conocimiento e iniciativas económicas importantes”.

 

Moret hacía hincapié en la “urgencia” de contar con el transporte público necesario “para dar respuesta no sólo a los vecinos de nuestras ciudades, sino a las necesidades del desarrollo económico que estamos liderando”.

 

Por último, la alcaldesa de Castelldefels, Candela López, aseguraba que “lo que hacemos con esta propuesta es apostar por un modelo diferente de movilidad más sostenible y más eficiente” y señalaba la importancia de contar con la implicación vecinal. “Ahora hacemos un frente común con los sectores económicos, pero también debemos contar con la ciudadanía porque al final las necesidades que tenemos del día a día se suman a las que tenemos como territorio”, manifestaba. En este sentido, está previsto constituir plataformas locales, que refuercen estas históricas demandas que buscan superar las dificultades de conexión de los municipios de la zona Delta.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
www.elfar.cat • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress