Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Viernes, 2 de diciembre de 2016 | Leída 72 veces
ÁREA METROPOLITANA

Los municipios metropolitanos unen sus esfuerzos para luchar contra la pobreza energética

Guardar en Mis Noticias.

El AMB prevé realizar acciones de formación a la ciudadanía e incorpora nuevas propuestas de actuación para hacerlas más efectivas y llegar de una manera más rápida y directa a la ciudadanía

[Img #13572]

 

Diversos alcaldes metropolitanos se han reunido esta mañana en Santa Coloma de Gramenet, con el objetivo de reorientar las políticas de pobreza energética e incorporar nuevas propuestas de actuación para hacerlas más efectivas y llegar de una manera más rápida y directa a la ciudadanía. El encuentro tiene lugar dos años después del inicio del programa de pobreza energética puesto en marcha por el Área Metropolitana de Barcelona (AMB), que cuenta con un fondo de 11 millones de euros y con la colaboración de 12 empresas suministradoras.

 

"Los hechos producidos en las últimas semanas, entre los que se encuentra el grave incidente de la ciudad de Reus, los diferentes recursos interpuestos por las empresas y la indefinición, en ocasiones, sobre los protocolos a seguir, exigen, sin más dilación, una revisión de las políticas ", explicaba esta mañana durante el acto el vicepresidente de Desarrollo Social y Económico del AMB, Jaume Collboni. "Necesitamos una adaptación de las medidas y actuaciones a las realidades existentes, para poder llegar de la manera más rápida y directa al ciudadano", añadía.

 

Durante el debate se ha presentado un documento de bases, con las propuestas concretas que se van a llevar a cabo en materia de pobreza energética.

 

 

Los alcaldes reclaman un marco común a la Generalitat y al Gobierno del Estado 

 

 

Durante el acto, el AMB también ha exigido al Govern de la Generalitat y al Gobierno Central del Estado un paso adelante respecto a las políticas de pobreza energética, para que regulen y se coordinen las medidas necesarias y destinen los recursos adecuados para solucionar esta grave situación social. "El mundo local ya ha aplicado medidas para paliar esta problemática, pero necesitamos el paraguas, el apoyo y el marco legislativo general, de la Generalitat y del Estado", señalaba Collboni.

 

"La situación se convierte en una problemática estructural de Catalunya y de todo el Estado, no sólo a nivel metropolitano. Este hecho pone de manifiesto la reivindicación que hacemos desde el conjunto de administraciones locales, que somos los que tenemos el contacto directo con el ciudadano", apuntaba.

 

En este sentido, el AMB ha pedido que se aplique el reglamento de la Ley 24/2015. Mientras esto no se cumpla, se ha propuesto el establecimiento de unos protocolos municipales de actuación unificados y estandarizados que se avengan a esta ley, aprovechando la significativa experiencia de muchos ayuntamientos para establecer este tipo de reglamentos.

 

El documento de bases presentado hoy también propone a la Generalitat la firma de convenios con las empresas suministradoras, con el fin de que condonen la deuda familiar y aseguren los suministros básicos a todos los hogares en situación de riesgo de exclusión residencial.

 

 

Programa metropolitano de pobreza energética

 

 

El programa metropolitano de pobreza energética, que se puso en marcha hace dos años, está dotado con 11 millones de euros, después de que el AMB decidiera el pasado mes aportar seis millones de euros más adicionales a los cinco iniciales con los que contaba el programa. A fecha de noviembre de 2016, ya se ha efectuado un gasto cercano a los dos millones de euros. Este importe se ha destinado, básicamente, al pago de facturas de suministros a personas o bien a unidades familiares vulnerables.

 

El organismo metropolitano se ha comprometido a una revisión del protocolo, trámites y procedimientos, para lograr una mayor eficacia en la entrega de las ayudas, así como estudiar la participación económica directa de las empresas suministradoras para sufragar o bien condonar las deudas contraídas de los hogares en situación de vulnerabilidad.

 

Más allá del pago de recibos, el AMB también creará un programa documental de información y formación dirigido a las personas en situación o riesgo de pobreza energética, respeto las facturas, tarifas, posibilidades y recursos que ofrecen los sistemas públicos asistenciales y los sistemas de servicios domiciliarios de abastecimiento de agua, gas y electricidad.

 

Así mismo, también se está preparando un programa de auditorías energéticas para llevar a cabo en los hogares beneficiarios. De este modo se podrá determinar si, con sencillas acciones de rehabilitación, tales como mejorar el aislamiento de las viviendas, se puede racionalizar el consumo energético.

 

 

L'Hospitalet creará una oficina de ahorro energético

 

 

En el encuentro celebrado en Santa Coloma de Gramenet, la alcaldesa de L'Hospitalet, Núria Marín, ha anunciado la creación en el municipio de una oficina de ahorro energético, de manera que ayude a la ciudadanía a informarse y arreglar su vivienda con medidas que ahorren en sus consumos de suministros. "Hasta ahora los municipios hemos asumido el pago de las facturas de aquellas familias que estaban amenazadas con cortes de suministro. Ahora es el momento de dar un paso más. Debemos ayudarles a ahorrar en consumos y, por tanto, en dinero que podrán ser destinados a otros fines", ha asegurado la alcaldesa.
 
Marín ha explicado que "llevamos tiempo trabajando en esta iniciativa que vamos a sacar adelante con las ayudas del Área Metropolitana de Barcelona y que nace como experiencia piloto que podrá aplicarse a otros municipios".
 
En L'Hospitalet: energía, la justa es el nombre de la iniciativa que "nos ayudará a cumplir con los compromisos que tomó este Ayuntamiento en la lucha contra el cambio climático, con la reducción de emisiones de CO2 y el cumplimiento del Pacto de alcaldes", ha subrayado Marín.
 
La oficina de ahorro energético contará con unos asesores que harán visitas a los domicilios particulares, con especial incidencia en las familias con mayor vulnerabilidad y personas mayores, para explicar e implementar medidas que permitan ahorrar en los consumos de suministros, actuaciones que a veces serán tan simples como instalar cintas adhesivas aislantes a los ribetes de las ventanas para evitar que huya el calor interno del hogar, la instalación de bombillas de leds, etc.

 

Esta oficina estaría subvencionada con el dinero que se reciben del AMB a través del Programa metropolitano de medidas contra la pobreza energética.

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
www.elfar.cat • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress