Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miércoles, 15 de febrero de 2017 | Leída 130 veces
COMARCA

TMB lanza una campaña para favorecer el respeto y la convivencia en las redes de metro y autobuses

Guardar en Mis Noticias.

El personaje de la Karma corregirá las infracciones y los comportamientos incorrectos y aplaudirá los viajeros que hagan un buen uso

[Img #14369]Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) ha comenzado hoy una campaña de larga duración para promover la utilización del transporte público y el respeto y la convivencia entre los usuarios del metro y los autobuses. Previamente, desde enero, se ha desarrollado una fase de creación de expectativa o teaser en el que se ha presentado el personaje central, llamado Karma.

 

A lo largo de 2016, TMB elaboró un Plan de gestión de la convivencia en las redes de transporte público en el que se identificaba la necesidad de garantizar los derechos y los deberes de los usuarios, de prevenir posibles conflictos, desarrollar el espíritu crítico respecto a las actitudes que pueden alterar y de fomentar la comprensión de las normas para que sean respetadas.

 

Fruto de esta reflexión y de diferentes estudios realizados, TMB ha desarrollado, de la mano de la agencia BUM - Blasi, Urgell, Morales, una campaña innovadora y de largo recorrido que señalará las infracciones y las actitudes incorrectas, y también reforzará los comportamientos cívicos, que son los habituales de la gran mayoría.

 

El concepto filosófico de karma

 

Así, se ha creado un personaje, la Karma, que es la prescriptora del comportamiento en el transporte público y da los mensajes sobre cómo se debe viajar correctamente. El nombre del personaje juega con el concepto filosófico de karma, entendido como el conjunto de actos -positivos, negativos o neutros- que efectúa cada individuo y que marcan su conciencia y condicionan su futuro.

 

Para el creador de la Karma, el dibujante Juan Díaz-Faes , "la idea es que la Karma nos llame la atención y nos saque del pensamiento" robotizado "que solemos llevar en el transporte público", según explicó.

 

La campaña tendrá una duración aproximada de tres años, y en ella se abordarán algunos de los comportamientos incorrectos más frecuentes entre los usuarios del transporte público, con un desarrollo visual amable y asertivo. "El objetivo es crear un código de comunicación divertido, fresco, cotidiano, que provoque una reflexión individual", aseguran fuentes de TMB.

 

Los primeros asuntos en los que intervendrá la Karma con mensajes de advertencia son el fraude (viajar sin billete o con un billete no válido), la falta de respeto a los asientos reservados a personas con necesidades especiales, el peligro de acercarse al límite de los andenes del metro y el mal uso del mobiliario de los autobuses. También dará mensajes positivos de refuerzo de las conductas cívicas, las que proporcionan más karma a sus autores.

 

En el inicio de la campaña, los mensajes se están mostrando o se mostrarán en soportes como líneas de peaje del metro, paredes de túneles, paredes de andenes, papeleras, puertas de andén de líneas automáticas, interiores y exteriores de autobuses, además de MouTV, las redes sociales y los webs de TMB.

 

El desarrollo del concepto creativo, así como las adaptaciones, la producción y colocación de esta primera fase, ha supuesto unos costes aproximados de 109.000 euros. El presupuesto máximo estimado para todas las fases de la campaña (incluida la fase teaser ) es de unos 350.000 euros.

 

En paralelo con la campaña, TMB está desarrollando acciones permanentes de fomento del respeto y la convivencia, entre las que destacan la inspección de billetes en instalaciones del metro y los autobuses (más de 4,5 millones de inspecciones al año); la sustitución de torniquetes por puertas deslizantes más efectivas en estaciones de metro; mensajes de advertencia sobre asientos reservados, utilización de todas las puertas de los trenes, obligación de validar, prohibición de bajar a las vías y transportar grandes bultos, control de los objetos personales; prueba piloto de señalización táctil y de alta visibilidad del borde de los andenes en España L1 y difusión de las condiciones de uso correcto de los títulos de transporte.

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
www.elfar.cat • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress