Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
MARÍA JOSÉ ESPINOSA
Lunes, 6 de marzo de 2017 | Leída 84 veces
ÀREA METROPOLITANA

Los vehículos de más de 20 años tendrán prohibida la circulación por el área metropolitana en 2019

La restricción se empezará a aplicar desde el 1 de diciembre de este año sólo en episodios de contaminación

[Img #14612]

 

Los vehículos de más de 20 años de antigüedad han recibido hoy su estocada final, tras anunciarse que tendrán prohibida la circulación por Barcelona y otros 39 municipios del área metropolitana de lunes a viernes a partir del 1 enero de 2019, con independencia del estado del aire. La medida se avanzará al 1 de diciembre de este mismo año sólo en episodios de contaminación declarados por la Generalitat, que se producen de tres a cinco días anuales.

 

Éste es el principal acuerdo alcanzado esta mañana en la Cumbre para la mejora de la calidad del aire en la conurbación de Barcelona, en la que han participado la Generalitat, el Área Metropolitana de Barcelona (AMB), el Ayuntamiento de Barcelona, la Diputación y representantes locales de 40 municipios. Todas las partes se han comprometido a reducir un 30% las emisiones vinculadas al tráfico antes de 15 años, y un 10% en los próximos 5 años, para alcanzar gradualmente los niveles recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

Se trata del primer gran compromiso común de las diversas administraciones públicas con la mejora de la calidad del aire. “Éste es uno de los temas más preocupantes debido al impacto que tiene sobre la salud de las personas, ya que causa muertes prematuras. Un hecho que obliga las administraciones públicas a tomar decisiones muy drásticas y firmes", manifestaba esta mañana el conseller de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, tras la cumbre celebrada en el Palau de Pedralbes.

 

El conseller tachaba de “trascendente” la reunión, en la que se han puesto encima de la mesa las acciones que las diferentes administraciones están llevando a cabo por su cuenta con este mismo objetivo. La novedad es que desde hoy las medidas se aplicarán de una manera consensuada y con complicidad institucional. “Con las decisiones que tomamos coordinadas tenemos mucha capacidad de transformar de verdad la calidad de vida de la gente, que es el objetivo último que nos planteamos”, apuntaba Rull. “Lo que cambia es que ahora tenemos calendario cierto, actuaciones concretas y evaluables”, remarcaba.

 

La medida de restricción del tráfico afectará a furgonetas matriculadas antes del 1 de octubre de 1994 y a coches que circulan desde antes del 1 de enero de 1997, lo que implicará a 106.018 vehículos, que suponen un 7% respecto el total del parque móvil, y a 22.049 furgonetas, es decir, un 16%. “Estos vehículos con más de 20 años de antigüedad contaminan tanto como diez coches que utilizan combustible fósil", lamentaba Rull.

 

Además, los vehículos que no reciban distintivo ambiental de la Dirección General de Tráfico (DGT) -de gasolina matriculados antes del año 2000 y de diésel de antes de 2006- no podrán circular en el espacio comprendido por las Rondas de Barcelona (estas vías incluidas) en episodios contaminantes a partir de este próximo mes de diciembre. Un veto que será total a partir del año 2020.

 

Así mismo, cada municipio podrá aplicar restricciones más estrictas en función de sus necesidades, con el fin de alcanzar los niveles fijados por la Unión Europea antes de diciembre de 2020. Y lo podrá hacer mediante la implantación de zonas urbanas de atmósfera protegida en el interior de las ciudades y de una zona de bajas emisiones urbanas en el interior de las rondas de Barcelona y de una zona metropolitana de bajas emisiones.

 

El acuerdo afecta a 40 municipios declarados zonas de protección especial del ambiente atmosférico (Àmbit-40) donde viven 4,3 millones de personas. En el Baix Llobregat, los municipios en los que se aplicarán las restricciones son Cornellà, Esplugues, El Prat, Sant Feliu, Castelldefels, Gavà, Martorell, Molins de Rei, El Papiol, Pallejà, Sant Andreu de la Barca, Sant Joan Despí, Sant Just Desvern, Sant Vicenç dels Horts y Viladecans. A ellos hay que sumar la ciudad de l’Hospitalet.

 

Además, también se implican en este acuerdo municipios del área de influencia del Àmbit-40, que se comprometen a contribuir en la difusión y sensibilización entre los ciudadanos, al ser generadores de movilidad sobre esta zona de protección oficial. En la comarca son Abrera, Begues, Cervelló, Corbera, Esparreguera, La Palma, Olesa de Montserrat, Sant Boi, Sant Climent, Santa Coloma de Cervelló, Torrelles y Vallirana.

 

 

 

Fomentar el transporte público

 

 

"Tenemos un esquema de movilidad donde el elemento prioritario es el vehículo privado y se complementa con transporte público”, señalaba el conseller Rull. “Y hemos de ser capaces de invertir este esquema para que la base de la movilidad sea el transporte público, complementado con transporte privado”, insistía.

 

Por este motivo, las administraciones se comprometen a informar y sensibilizar a la ciudadanía sobre la necesidad de modificar los hábitos de movilidad. Así, y especialmente en casos de episodio ambiental, se recomendará a los ciudadanos a disminuir en la medida de lo posible los desplazamientos no obligados, evitar las horas punta y apostar por el transporte público frente al vehículos privado.

 

En este sentido, la conselleria de Gobernación ha planteado un cambio de horario en el acceso y salida del trabajo de los empleados públicos para "repartir mejor la movilidad y no concentrarla". Esta iniciativa se pretende trasladar a las grandes empresas y para ello se quiere buscar la complicidad de las patronales y los sindicatos.

 

Por otra parte, y con el objetivo de incentivar la retirada de estos vehículos, se creará una tarjeta verde metropolitana previsiblemente antes de verano que dará tres años de transporte público gratuito, de la que podrán beneficiarse los residentes del área metropolitana que den de baja un vehículo contaminante y que no adquieran otro durante los tres años de vigencia de la tarjeta.

 

Así mismo, se incentivará la renovación del parque de vehículos con ayudas y bonificaciones en los peajes para sustituirlos progresivamente por vehículos de bajas emisiones; se promoverá el cambio de flota en las administraciones públicas, y se crearán puntos de recarga eléctrica.

 

 “Haremos todo lo posible para que las restricciones tengan el mínimo impacto posible en la cotidianidad de la gente”, aseguraba Rull.

 

 

Nuevas líneas de actuación

 

 

La Generalitat de Catalunya, el AMB y el Ayuntamiento de Barcelona también ha anunciado esta mañana que estudiarán la implantación de un posible peaje contra la congestión en esta zona, en el marco del nuevo modelo de financiación de las vías de alta capacidad de Catalunya, cuyas conclusiones estarán listas en otoño de 2017.

 

A su vez, también estudiarán la implantación de un recargo sobre el precio de los carburantes para financiar la mejora de la tarifa de los transportes públicos, y el diseño de un nuevo modelo tarifario kilométrico.

 

Por otra parte, la Generalitat apoya la inclusión de los 36 municipios del AMB a la primera corona, de acuerdo con la ley de creación del gobierno metropolitano. Con tal de abordar la implantación, se creará un grupo de trabajo para estudiar las repercusiones técnicas.

 

Finalmente, también se ha acordado crear un órgano de coordinación para analizar el impacto de la contaminación del aire sobre la salud, que se reunirá anualmente, y otro de coordinación para el seguimiento de las conclusiones adoptadas en el acuerdo de este lunes, integrado por todos los agentes implicados.

 

"Celebramos que todas las administraciones implicadas en la lucha contra la contaminación atmosférica hayamos hecho un frente común para afrontar esta problemática”, manifestaba la teniente de alcalde de Ecología de Barcelona, Janet Sanz. “Vamos tarde, pero todavía estamos a tiempo de resolver la situación", aseguraba.

 

Por su parte, el vicepresidente del AMB, Antoni Poveda, acogía con “satisfacción” los consensos alcanzados, “que permitirán dar fuerza y ampliar el ámbito de las medidas que desde hace meses estamos trabajando desde el AMB para mejorar la calidad del aire y nuestra salud”. En este sentido, recordaba el programa de medidas contra la contaminación atmosférica aprobado por unanimidad en el Consejo de Alcaldes y Alcaldesas a finales de enero, y dotado con 46 millones de euros.

 

Durante su comparecencia, el vicepresidente del AMB anunciaba que el organismo dejará de homologar taxis diesel en 2019, pondrá en circulación 450 autobuses más eficientes, se construirán 200 kilómetros de carril bici e instalará espacios de aparcamientos de intercambio con el transporte público, los denominados park and ride, que en estos momentos se están definiendo. Así mismo, se está diseñando un app “para que de una forma ágil se puedan gestionar estos aparcamientos de intercambio”, señalaba.

 

Por último, Poveda ha abogado por regular la distribución urbana de mercancías e implementar la integración tarifaria en la segunda corona metropolitana. Así mismo. ha pedido carriles Bus-VAO en la B-23, C-32 y C31, finalizar las líneas L9 y L10 de Metro y más financiación del transporte público por parte del Gobierno del Estado.

 

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Martes, 7 de marzo de 2017 a las 07:13
daniel closa
Otra muestra más de la corrupción politica y la submisión de los politicos de España al capricho de las multinacionales, automovilisticas . Un coche antiguo puede tenga pocos km y que que esté nuevo, Si al coche se le hace en mantenimiento adecuado no contamina más que un coche nuevo con ensayos falsos como los de la WW y Citroen . Estaria bien que se prohibiesen los coches que no pasasen la ITV , pero no por ser antiguos, ¿De qué sirve entonces las ITV? , ¿Las ITV en Catalunya (de los Pujol) duermen en la paja y no disponen del instrumental para el análisis de contaminación? ¿Solo cobrar por cobrar a los corderos , que somos nosotros?

www.elfar.cat • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress