Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Viernes, 17 de marzo de 2017 | Leída 25 veces
ÀREA METROPOLITANA

Mejora la calidad de la materia orgánica tratada en la planta de Torrelles

Guardar en Mis Noticias.

La instalación, pionera en Catalunya, contará con un sistema de tratamiento de residuos que reducirá posibles impactos de olor

[Img #14769]La planta de compostaje de Torrelles, que trata cada año un total de 4.500 toneladas de residuos orgánicos municipales, transformándolos en compuesto que tanto empresas privadas como ayuntamientos adquieren para usarlo a modo de abono vegetal, ha reabierto hoy las instalaciones remodeladas con el objetivo de mejorar la calidad orgánica tratada y reducir posibles impactos de olor.
 
La novedad presentada en este espacio es la utilización de un sistema que, desde la base donde se depositan los residuos, inyecta la cantidad de aire justa para que la materia orgánica se descomponga de forma óptima. Esta nueva tecnología, que funciona de forma totalmente informatizada, permite producir un compuesto de mayor calidad, a la vez que minimiza en gran parte el riesgo de posibles malos olores en el entorno de la planta ya que evita fermentaciones no deseadas.
 
Durante la inauguración, Eloi Badia, vicepresidente de Medio Ambiente del Àrea Metropolitana de Barcelona (
AMB), ha declarado que "la recogida de materia orgánica es una prioridad absoluta para hacer una gestión óptima de los residuos", remarcando que "nos ponemos las pilas en el tratamiento de materia orgánica, y hacemos un llamamiento a la ciudadanía para mejorar la separación y avanzar hay el residuo cero".


 
Planta pionera


 
Esta planta de compostaje es conocida por ser la primera de este tipo implantada en Catalunya, en el año 1996. En ella se tratan los residuos orgánicos de los municipios de Torrelles de Llobregat, Corbera de Llobregat, Molins de Rei, Cervelló, la Palma de Cervelló y Begues, así como una parte de los residuos orgánicos de Mercabarna. La de Torrelles es, junto con la de Sant Cugat del Vallés, una de las dos plantas de compostaje de la metrópolis que son titularidad del AMB. Además, Torrelles cuenta con un sistema de recogida puerta a puerta, lo que le ha permitido tener unos niveles de recogida muy superiores a la media.
 
Gracias a la mejora del sistema de tratamiento de residuos presentada hoy, el  AMB ha iniciado el proceso para conseguir el certificado que acredite la planta como productora de compost ecológico, de una calidad superior tal y como prevé el Real Decreto 506/3013, y que puede ser destinado a usos más selectivos, que incluyen los agrícolas, utilización en jardines, arbolado del espacio público, etc. Está previsto que esta certificación pueda obtenerse este mismo año.
 
El AMB ha ejecutado las obras con financiación proveniente del retorno del canon de vertido que pagan los municipios por enviar residuos a vertedero o incineradora y que gestiona la Agencia de Residuos de Catalunya (ARC). Las trabajos se han llevado a cabo entre los meses de agosto y diciembre de 2016 y han supuesto una inversión de 500.000 euros.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
www.elfar.cat • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress