Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
DULCE VALERO
Viernes, 28 de julio de 2017 | Leída 185 veces
L'HOSPITALET

Impulso a 25 medidas urgentes para actuar en los Bloques Florida

Guardar en Mis Noticias.

El estudio de la Generalitat que determinará una solución para las cerca del millar de viviendas del singular núcleo urbano, estará finalizado de aquí a un año

[Img #16338]

 

Los Bloques Florida, un peculiar núcleo urbano asentado en uno de los barrios de mayor densidad del norte de la ciudad, se levantó a mediados de la década de los 50 del siglo pasado para alojar a los vecinos provenientes de las barracas del So­morrostro, en Barcelona.


La peculiaridad de sus viviendas, de escasos 40 m2; la composición social, con más de un 40% de población inmigrante; el alto índice de pobreza, los sucesivos cambios de gestión administrativa y las luchas vecinales para conseguir mejoras sociales han marcado la historia de este singular núcleo urbano formado por cerca de un millar de viviendas y unos 2.300 vecinos que sigue sin encontrar soluciones a sus principales déficits, a los que se suma la preocupación creciente por la inseguridad ciudadana y el aumento de la delincuencia.


El alto índice de vulnerabilidad del barrio ha forzado al Ayuntamiento a impulsar un plan de reforma integral, que no sólo tenga en cuenta los déficits estructurales de las viviendas sino también aspectos sociales, educativos y culturales.


El Plan de Regeneración Urbana Integral, que se centrará en los Bloques Florida pero que también abastará el barrio de Les Planes, se nutrirá de un proceso participativo que se pondrá en marcha a partir de octubre para concertar con la ciudadanía propuestas de futuro para los bloques de cara al horizonte del 2030, y con la idea de utilizar este proceso para crear tejido asociativo en el barrio, otro de sus puntos débiles.

 

[Img #16339]Como este proceso será largo, el consistorio ha querido avanzarse con un paquete de medidas urgentes, la primera de las cuales se ha puesto en marcha este verano con la ampliación de las actividades  de ocio. En concreto, se han creado un centenar de nuevas plazas para atender a menores de los bloques también durante el mes de agosto, y otro centenar para actividades dirigidas a jóvenes para los meses de julio, agosto y septiembre. Las 200 nuevas plazas son de carácter gratuito y financiadas por la administración local con una inversión de 75.000 euros.

 

En en caso de los jóvenes, además del Pati Obert, que ya se hacía en las instalaciones del IES Eduard Fontserè, se ha programado un taller de circo, un casal de joves, la actividad Dones en Moviment y un taller de muralismo colectivo. Además se hará un taller intergeneracional, en el que niños, jóvenes y mayores harán radio y confeccionarán un mapa del barrio a través de un taller de costura. Otra de las novedades es la apertura de patio de la Escola Pau Vila de lunes a viernes para juegos dirigidos a menores y los fines de semana como plaza pública.

 

Para el conjunto de estas actividades, que se suman a las que ya ofrece habitualmente el Esplai Florida, se ocuparán durante los meses de julio, agosto y septiembre los cuatro equipamientos del barrio: el Centro Municipal La Florida-Ana Díaz Rico, el IES Eduard Fontserè, y los colegios Joaquim Ruyra y Pau Vila.

 

 

 

Oficina en la calle Llorer

 

Ésta es la primera de un total de 25 medidas urgentes que a partir de septiembre se irán poniendo en marcha de forma progresiva y que incluyen acciones como la creación de un comedor para personas mayores; obras de mejora de la accesibilidad en las viviendas ocupadas por ancianos; el incremento de la presencia policial, que ya se está produciendo, según han confirmado fuentes municipales; el aumento del mantenimiento y la limpieza; la creación de un espacio familiar de 0 a 3 años; el incremento de los programas educativos (entre otros, el Pla Educatiu Entorn, proyectos de adaptación curricular y la creación de un nuevo esplai para actividades de ocio y para el cual se está buscando un local), o la apertura de una oficina del plan integral que se ubicará en la calle Llorer.


Estas medidas se han adoptado en base a un centenar de entrevistas realizadas a vecinos y entidades del barrio por el coordinador del Plan de Rege­neración Ur­bana Integral, Lluís Esteve, quien asegura que la principal preocupación que le han transmitido ha sido el incivismo y la inseguridad ciudadana. Pero, según Esteve, “el problema de los bloques no es la inseguridad, sino la que la causa: viviendas muy pe­queñas y sobreocupadas, jóvenes que no estudian ni trabajan, niños que no tienen actividades de ocio y la pobreza. Esto es sobre lo que hay que actuar”, asegura.


Otra de las claves del futuro de los bloques será decidir qué se va a hacer con las viviendas. “La idea es que se realice un estudio previo para ver cuál es la situación actual y pediremos al In­casòl que nos ayude”, señala Esteve. “Será un estudio profundo en el que no sólo se tendrá en cuenta el tema estructural sino la composición social de las viviendas”, explica. No se descarta ninguna posibilidad, ni siquiera la sustitución progresiva de los bloques por otros nuevos. El estudio estará acabado en un año y se aportará al proceso participativo.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
www.elfar.cat • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress