Estigues ben informat de tot el que passa a casa nostra
Jueves, 18 de enero de 2018
Última actualización: 11:38
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miércoles, 15 de noviembre de 2017 | Leída 25 veces
GAVÀ

La alcaldesa hace balance del Plan de Movilidad en la Playa

Guardar en Mis Noticias.

Ha explicado también a los vecinos las mejoras que se impulsarán en el barrio en el marco de un Plan de intervención integral

[Img #17335]La alcaldesa de Gavà, Raquel Sánchez, valora positivamente el Plan de movilidad sostenible en la playa que se puso en marcha el pasado verano. Así lo ha trasladado a los vecinos y vecinas de Gavà Mar en un encuentro abierto enmarcada en el programa L'alcaldessa als barris.


El Plan de movilidad sostenible en la playa implementado este verano incluyó diferentes acciones para mejorar la fluidez y racionalización de la movilidad "ante la presencia excesiva y difícilmente asumible", según fuentes municipales, de vehículos privados en Gavà Mar, pacificar el tráfico y garantizar el estacionamiento para los residentes del conjunto de la ciudad. El plan tiene en cuenta las características de Gavà Mar como un espacio urbano y residencial y a la vez con grandes valores medioambientales, y en consonancia con la agenda de la sostenibilidad que está marcando la acción del gobierno municipal.


La intervención se planteó a partir de dos ejes para reducir el tráfico de vehículos privados ofreciendo alternativas más sostenibles: promover el acceso a la playa en transporte público, en bici oa pie, y, al mismo tiempo, restringir las plazas de aparcamiento libres para disuadir del uso del coche para disfrutar de la playa.


Según la alcaldesa, "el Plan de movilidad en la playa ha sido un paso adelante hacia una movilidad más sostenible y al respeto a una playa urbana y residencial. Hemos conseguido pacificar y mejorar la situación en determinadas calles y ahora tendremos que analizar diferentes aspectos para perfeccionar este dispositivo, como la redistribución de las zonas naranjas y la potenciación de las líneas interurbanas, de la mano del Área Metropolitana, para que las personas que vienen de fuera lleguen a Gavà Mar en transporte público".


Para incentivar el transporte público se mejoró la frecuencia de la línea urbana de bus GA1 (20 minutos), una línea que fue gratuita durante los fines de semana del 10 de junio al 6 de agosto. Por su parte, el AMB mejoró la frecuencia de una de las líneas interurbanas, la L94. Estas acciones lograron revertir el descenso en el uso del transporte público registrada entre 2014 y 2016. Este verano, el GA1 incrementó el uso en un 76,44%, mientras que el incremento de las líneas interurbanas L94 y L95 fue del 8%.


Para promover el uso de la movilidad a pie y en bici se pusieron en marcha diferentes acciones: la retirada de motos en la zona de la Vela; el traslado del carril bici de la avenida del Mar en calzada, el mantenimiento de las medidas de conificación y vigilancia policial, y la instalación de un módulo Bicibox en la calle de Sitges. Esto se tradujo en aceras libres de vehículos y motocicletas, menos interferencias entre ciclistas-peatones-terrazas en la avenida del Mar, y un aumento del uso del Bicibox, que en la avenida del Mar llegó al 76%. Se constata también que la reducción de un carril circulatorio por sentido en la avenida del Mar no mermó la capacidad de salida de los vehículos provenientes de las calles Tellinaires y Cunit. Además contribuyó a reducir el tráfico, moderar la velocidad y eliminar aparcamientos indebidos, según fuentes municipales.


El otro eje de la intervención fue desincentivar el uso del vehículo privado mediante la creación de zonas naranjas, de uso exclusivo para residentes en Gavà, entre el 10 de junio y el 24 de septiembre. Como resultado hubo una alta pacificación del tránsito en las calles donde se implantó, salvo la calle Blanes donde se mantuvieron las retenciones. La ocupación de las zonas naranja fue del orden del 75%, con un porcentaje aproximado del 10% de los vehículos sancionados.

 

Raquel Sánchez ha afirmado que "municipios costeros que sufren la saturación de vehículos en las playas están empezando a aplicar modelos como el nuestro. Porque, insisto, la zona azul y zona verde no son la solución al colapso en el barrio de Gavà Mar. Las zonas naranjas favorecen la rotación de los vehículos y contribuyen a pacificar el tránsito. Lo hemos contrastado y los resultados obtenidos son positivos".


Por otra parte, la Policía Municipal activó mensajes disuasivos a los paneles de la C-31 y la C-32 para reducir la entrada de vehículos en el barrio alertando de que no había espacio donde aparcar. La reducción se situó en torno al 6,7%. También se registró una bajada notable de las retenciones en el lado montaña de la C-31.


Otras medidas implementadas no han obtenido los resultados esperados, como la habilitación de la parcela de la avenida Europa como aparcamiento para vehículos ecológicos y para residentes, que registró una ocupación baja. El aparcamiento de Barnasud tampoco ha registrado unos mejores índices de ocupación respecto a veranos pasados, a pesar de la señalización que invitaba a usarlo para llegar a la playa en transporte público.


Para captar la opinión de la ciudadanía sobre el Plan de movilidad sostenible en la playa se realizaron 308 encuestas en los tres puestos de socorro y en la Oficina de Turismo con una puntuación media de 3,28 puntos sobre 5.

 

La mejora de la frecuencia de paso del GA1 obtuvo una valoración global de 3,84 puntos. Los residentes en la ciudad valorarlo con el 4,03 y los no residentes con un 3,59. Las zonas naranjas fueron puntuadas globalmente con 3,18 puntos. Los residentes situaron esta puntuación en el 4,26, y los no residentes en el 2,08. En cuanto al aparcamiento para residentes y vehículos ECO y CERO de la avenida Europa, la puntuación global fue de 3,13 (2,72).


En las sugerencias y quejas recibidas a través de instancias u otros mecanismos, se trasladó disconformidad con los zonas naranjas por el agravio comparativo que suponía para los no residentes, y peticiones de creación de estas zonas en otros puntos del barrio marítimo. También se pidieron soluciones concretas para los restauradores de Gavà Mar, y, sólo al inicio del verano, llegaron quejas relativas a la creación del carril bici en calzada en la Avenida del Mar y del cambio de sentidos de circulación en las calles de Garraf, Palafrugell y Tellinaires por temor a que estas vías no tuvieran capacidad de salida hacia la avenida de Europa.


A partir de este balance, el Ayuntamiento de Gavà estudiará diferentes propuestas de mejora, como la posible modificación o ampliación de las zonas naranja, la ordenación definitiva de los accesos desde la C-31, cambios de sentido para evitar retenciones en la calle Blanes, el uso del aparcamiento para vehículos ecológicos, peatonalización de calles, y mejoras en el sistema que tengan en cuenta las necesidades específicas de los establecimientos comerciales y de restauración.


Plan de intervención integral en Gavà Mar


En el encuentro con los vecinos y vecinas de Gavà Mar, la alcaldesa también ha informado de las acciones que se están desarrollando para mejorar el barrio, como la campaña de asfaltado que se iniciará entre los meses de diciembre y enero los calles Sitges, Palafrugell, Tellinaires y Blanes y que supondrán una inversión de 108.000 euros (dotación que supone el 48% del presupuesto 2016 a 107 destinado al asfaltado al conjunto del municipio). Esta intervención también conllevará el tratamiento del pinar que incluirá la sustitución de un pino por otra especie y la tala de 12, así como el tratamiento de raíces al resto del arbolado viario.


El Ayuntamiento también trabaja en la redacción del Plan Director de Gavà Mar, un documento que, según explica la alcaldesa, "nos ayudará a ejecutar intervenciones coherentes y ajustadas y establecer las prioridades".


En este sentido, el Plan director hace un estudio muy cuidadoso de las diferentes secciones de la calle del barrio, para establecer un tratamiento diferenciado según su tipología, establece los problemas de accesibilidad de la red viaria, y analiza cuáles son los problemas que sufre cada uno de las calles y porque están motivados. Además, incluye la preservación del pinar con una masa verde uniforme y de calidad, y criterios de movilidad.


El Plan director permitirá impulsar dos proyectos iniciales: la mejora de la calle Llançà y el bombeo de las aguas en la avenida Europa, con una inversión de 135.000 euros, y una primera fase de intervenciones de arreglo del barrio con una dotación de 812.000 euros.


Otras actuaciones que se desarrollarán en el barrio son la creación del Centre de Mar, en las actuales instalaciones del Centro Cívico; la construcción del nuevo edificio del instituto-escuela a cargo de la Generalitat, y el sector Llevant Mar, iniciativa privada para la construcción de viviendas y equipamientos.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
www.elfar.cat • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress