Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 30 de noviembre de 2017 | Leída 168 veces
OPINIÓN

Es el momento de grandes consensos y democracia

Guardar en Mis Noticias.

[Img #17550]CARLOS DE PABLO.

Secretario comarcal UGT Baix Llobregat.

 

El pasado lunes los agentes sociales del Baix Llobregat (AEBALL, CCOO, PIMEC y UGT) presentamos un manifiesto bajo el título Por consolidar el progreso económico y social haciendo un llamamiento al diálogo, el respeto y la negociación. Nuestra pretensión era clara y simple; el país necesita avanzar y mirar hacia el futuro, superar la etapa que hemos vivido mediante el diálogo y la negociación, el consenso y el entendimiento, sin apriorismos, sin pedir a nadie renunciar a sus legítimas aspiraciones y, en mi opinión, desde el reconocimiento de la existencia de una crisis política trascendental que afecta a la convivencia y que hay que resolver en el fondo.

 

Todo ello siendo muy conscientes de que venimos de un período negro en el ámbito de la lucha por los derechos civiles, sociales y políticos, con un gobierno del Estado que ha implementado en su mandato anterior políticas muy duras con graves recortes en derechos consagrados en el estado del bienestar, acompañados de la limitación y retrocesos muy duros en materia de libertades públicas, como la ley mordaza o la reinterpretación del código penal en su artículo 315.3 para limitar el ejercicio del derecho de huelga y perseguir los procesos reivindicativos de las organizaciones sindicales y las personas trabajadoras, que ha desembocado en más de 300 personas trabajadoras y sindicalistas imputados penalmente.

 

En conclusión, es difícil dialogar con quien desprecia el diálogo y la concertación social, que entre otras cuestiones violenta de manera constante la negociación colectiva. Como decía el pasado lunes, los problemas políticos y sociales no se resuelven con fiscales, jueces, policías y el imperio de la ley. Se resuelven con la política, el diálogo y el consenso, pero en ningún caso con la represión o conculcando derechos y libertades.

 

Aun así, constatando que la crisis política estaba afectando también a la estabilidad económica, atendiendo a la alerta provocada porque más de un millar de empresas sacasen sus sedes sociales del país, con el agravante en mi opinión de que el gobierno del Estado, a través de un decreto lamentable, posibilitaba la salida exprés de estas empresas, y de que esto no cesará, los agentes sociales consideramos que era el momento de hacer ese llamamiento desde la sensatez y la neutralidad. Haciéndolo desde el Baix Llobregat, la comarca que ha sido en la historia más reciente del país motor de nuestra economía, del avance de derechos sociales, de la cohesión social y la integración de las personas.

 

Lo hicimos también alertando de que nos encontramos ante el inicio de una nueva revolución industrial y tecnológica. Estamos en puertas de lo que se ha bautizado como la revolución industrial 4.0, que traerá innovaciones tecnológicas de la mano de la inteligencia artificial, de la ingeniería genética y las neurotecnologías, de avances en las tecnologías de la comunicación y de la información (TIC) que influirán de manera radical en cómo somos y nos relacionamos. Los teóricos afirman que impactará de manera drástica en la seguridad geopolítica y los marcos éticos convencionales. Reconfigurará el trabajo y el modelo de relaciones laborales generando de partida inestabilidad en el trabajo y afectando al bienestar de las personas trabajadoras. Se estima que la pérdida inicial de puestos de trabajo puede alcanzar el 40% que serán sustituidos por nuevas tecnologías.

 

Para que esa crisis acabe siendo de crecimiento y que comporte una mejora de nuestras condiciones de vida, necesitamos estabilidad y grandes consensos, paz social, diálogo, negociación y democracia. Mucha democracia.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
www.elfar.cat • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress