Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Viernes, 12 de enero de 2018 | Leída 90 veces
OPINIÓN

La resiliencia del machismo

Guardar en Mis Noticias.

[Img #18088]RAQUEL SÁNCHEZ.

Alcaldesa de Gavà.

 

La resiliencia se define como aquella capacidad del individuo y también de un colectivo o comunidad de enfrentarse positivamente a situaciones adversas. La lucha por la igualdad ha demostrado durante la historia esa capacidad. Claro que hemos obtenido resultados. Las mujeres de hoy, al menos las del primer mundo, vivimos sustancialmente mejor de lo que lo hicieron nuestras madres o abuelas. Sin embargo, la misma capacidad o mayor la tiene el engranaje social y cultural que nos determina desde hace siglos y que se llama machismo.

 

Hace unos días escuchaba la noticia de la condena a una empresa por obligar a sus trabajadoras a vestir con una indumentaria inapropiada para las bajas temperaturas o cómo en los medios o en instancias judiciales se entra a analizar morbosamente el carácter o indumentaria de las víctimas de violaciones grupales o asesinatos como si ello pudiera justificar la brutalidad y la barbarie.

 

En fin, el machismo tiene soportes estructurales que le otorgan una ventaja evidente. En materia de lucha contra la violencia de género, el Pacto de Estado que se aprobó hace unos meses pretendía, por una parte, recuperar la arquitectura institucional desmantelada en los últimos años, y por otra, incorporar una serie de medidas concretas, muchas de ellas con el objetivo de desterrar de una vez por todas el machismo de nuestra sociedad. Urge que esos compromisos se empiecen a cumplir, que se doten, como mínimo, los 200 millones en los próximos presupuestos como se acordó y que se asuma como la prioridad que es. De momento, el Gobierno mantiene una actitud pasiva.

 

Las mujeres no pueden esperar a que el machismo desaparezca por sí solo. Su capacidad para reinventarse y para valerse del discurso de la libre elección es infinita. Todos, hombres y mujeres, deberíamos sentirnos interpelados en la consecución de dicho objetivo. De ello depende en gran parte el modelo de sociedad que queremos construir.

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
www.elfar.cat • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress