Estigues ben informat de tot el que passa a casa nostra
Domingo, 25 de febrero de 2018
Última actualización: Viernes, 23 de febrero de 2018 12:32
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
MARÍA JOSÉ ESPINOSA
Martes, 6 de febrero de 2018 | Leída 85 veces
EL PRAT

La estación de El Prat será la base de operaciones de un nuevo servicio de alta velocidad

Guardar en Mis Noticias.

Fomento ha presentado esta mañana ‘EVA’, el nuevo concepto de tren inteligente y que comenzará a funcionar en 2019 entre Barcelona y Madrid

[Img #18424]

 

A punto de cumplirse el décimo aniversario de la llegada de la alta velocidad a Barcelona, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha presentado esta mañana en El Prat el nuevo concepto de Smart Train (tren inteligente) de Renfe, un producto que recogerá la alta velocidad con la digitalización de todos los procesos, un sistema de precios más económico que el AVE tradicional (un 20 y un 25% más barato), mejor versatilidad y mayor sostenibilidad.

 

Bautizado con el nombre de EVA, la versión low cost del AVE tendrá su primera base de operaciones en El Prat y no en la estación de Sants. De la Serna aseguraba que han elegido la ciudad del Baix Llobregat “por su proximidad con el aeropuerto; por tratarse de un importante nodo intermodal como seguramente hay pocos en este país, que acoge Cercanías, Metro, autobuses, taxis y vehículos de alquiler, y por disponer de superficies y espacios abiertos para plantear soluciones novedosas y versátiles”.

 

Para ello será necesario llevar a cabo una reforma de la estación, y en cuyo diseño, según el ministro, ya se ha empezado a trabajar. La inversión estimada para poner a punto la estación y hacerla apta para los nuevos retos del futuro, será de dos millones de euros. “El Prat se convertirá en el centro logístico del nuevo servicio EVA”, aseguraba De la Serna. La elección de este emplazamiento se ha producido tras realizar un estudio de movilidad, del que se desprende que un 25% de la población del área metropolitana llega antes a la estación pratense que a la de Sants. Desde el Ayuntamiento de El Prat han asegurado que a partir de ahora trabajarán conjuntamente con Fomento “en aquellos elementos que lógicamente tengan que ver con la ciudad”.

 

El consistorio considera que la puesta en marcha del EVA repercutirá "favorablemente" en el municipio. Por un lado, señalan que reforzará la posición de centralidad de El Prat en el entorno metropolitano, que contará con otra infraestructura "estratégica" para el país, junto con el aeropuerto. Por otro lado, la instalación de la nueva estación de alta velocidad "refuerza la identidad del proyecto de zona residencial de El Prat Nord", apuntan fuentes municipales.

 

La fase de lanzamiento está prevista para el primer trimestre de 2019, contará inicialmente con cinco frecuencias por sentido y tendrá parada en el Camp de Tarragona. Una vez superada la fase de rodaje se espera alcanzar el millón de viajeros al año. De éstos, se calcula que 400.000 podrán proceder del vehículo privado, mientras que otros 230.000 serán nuevos usuarios de tren.

 

El producto EVA se basa en el concepto Smart Train diseñado sobre las nuevas tecnologías y la demanda de servicios más personalizados e innovadores para el sector de la población que aún hoy apuesta por el viaje en coche, como son los grupos pequeños, los jóvenes y las familias.

 

“Se trata de un nuevo concepto de viaje para un nuevo tipo de viajero que pide inmediatez, personalización, servicios y pagar exclusivamente por los atributos que necesita”, señalan desde Fomento. Los precios de este nuevo producto serán entre un 20 y un 25% más bajos que los servicios del AVE actual. Según el ministro, la reducción del precio de venta será posible gracias al uso de las nuevas tecnologías y la personalización de los servicios.

 

En los próximos meses, Renfe acabará de diseñar EVA en un proceso conjunto de co-creación con sus clientes. “A través de grupos cualitativos se irá estableciendo de forma conjunta la imagen definitiva del producto y la definición de sus prestaciones comerciales y de servicio”, explican las mismas fuentes.

 

EVA incorporará los últimos avances del mercado, no sólo del transporte sino de todos los ámbitos de las comunicaciones y el turismo. No existirá el papel físico, sólo digital, e integrará en un mismo ticket todos los sistemas de transporte y la identificación de los pasajeros podrá ser biométrica.

 

Así mismo, ofrecerá un viaje 100% conectado, con wifi y comunicación online, incluso entre los viajeros, para, por ejemplo, compartir ruta a la llegada. Mediante aplicaciones móviles, conectará el viajero con el trayecto, informándole sobre el punto en el que se encuentra su viaje, actividades de interés en destino o lugares por donde pasa el tren a través de la realidad aumentada. La nueva alta velocidad conectará al pasajero con el centro de gestión y comunicación de Renfe a través de su móvil.

 

Los trenes, que pasarán de las 316 plazas del AVE a las 328 o 343, estarán pensados ​​para adaptarse a diferentes modalidades de viaje, con espacios para mini grupos (de 2, 4 ó 6 personas) con más zonas para trabajar y espacios adaptados para llevar equipajes especiales. Además, el vagón cafetería se reformulará con máquinas de vending y se incorporarán espacios para niños y mascotas.

 

Por otra parte, el viaje con este nuevo producto será puerta a puerta. Si el viajero quiere, contará en un único billete que integrará el trayecto en tren y todo lo demás, es decir, taxi, Rodalies, Metro, bus o vehículo de alquiler.

 

El objetivo de la operadora, que en 2020 tendrá que empezar a afrontar competencia en transporte de viajeros en tren, es ir extendiendo progresivamente el nuevo EVA desde Madrid-Barcelona a otras líneas de alta velocidad. “No podemos ser autocomplacientes con los buenos resultados obtenidos en los últimos años. Hemos de ser capaces de innovar para no perder la senda del liderazgo”, apuntaba el ministro.

 

 

Territorio y Sostenibilidad licita la redacción del proyecto de la estación intermodal

 

 

El Ayuntamiento de El Prat ya había comenzado a trabajar con la Generalitat de Catalunya para incrementar el número de trenes de media distancia, procedentes del sur del país, con parada en El Prat. En este sentido, el consistorio considera que el anuncio de la creación de la nueva estación de EVA en la ciudad también podría acelerar la llegada de estas nuevas líneas de tren al municipio.

 

Esta misma semana, precisamente, el departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat ha licitado la redacción del proyecto básico y el proyecto constructivo de la nueva estación intermodal de El Prat, con un plazo de redacción de 15 meses.


 
Actualmente existe una estación de trenes de alta velocidad anexa a la estación de Rodalies, pero está inacabada y no presta servicio. Las vías ya están preparadas para acoger trenes, pero falta adecuar los andenes y prepararlos para que se convierta en una estación de origen y final de trayecto.

 

El nuevo intercambiador deberá facilitar la conexión entre la actual estación de Rodalies, por donde circulan las líneas R2, R2 Sud y R2 Nord; la de alta velocidad, que aún no ha entrado en servicio, y la estación de la L9 del metro, ya en funcionamiento. Contará también con un aparcamiento en superficie de unas 370 plazas. Así, el proyecto contemplará una primera fase de obras que incluirá estas actuaciones con un presupuesto estimado de 15 millones de euros.
 

En una segunda fase, el proyecto compatibilizará las previsiones urbanísticas de este sector de El Prat, que plantean nuevos desarrollos a una cota superior a la actual. En concreto, el proyecto definirá la reubicación de la estación de autobuses a esta nueva cota sobre una nueva losa que cubrirá el aparcamiento. El coste total de la estación intermodal, incluyendo esta segunda fase, será de unos 40 millones de euros. 


El diseño de la estación deberá hacer viables ambas fases de desarrollo con la mínima afectación a las instalaciones y los servicios actuales. La eficiencia energética y la facilidad para ampliar las instalaciones serán otros elementos que se tomarán en consideración, según anuncian desde el departamento en un comunicado.

 

“La Generalitat ha hecho los deberes y ha licitado la redacción del nuevo proyecto, que se adecúa más a lo que son las necesidades de la estación y que le da el valor que habíamos pensado a nuestro proyecto de ciudad del Prat Nord”, manifestaba esta mañana el concejal de Promoción de la Ciudad, Movilidad y Transporte, Sergi Alegre.

 

Desde el Ayuntamiento de El Prat consideran necesario que vayan parando más trenes en la estación, sobre todo los de la línea R2 Sud, y han asegurado que, según conversaciones con la Generalitat, esto podría ser una realidad a finales de este mismo año. “Será una buena prueba y nos ayudará a definir mejor qué tipo de estación necesitamos”, aseguraba Alegre.

 

Por la coincidencia de estas iniciativas para mejorar los servicios ferroviarios en la ciudad, el Ayuntamiento de El Prat propondrá a las administraciones competentes del Estado español y la Generalitat la creación de un grupo de trabajo conjunto "para abordarlas todas de forma integral".

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
www.elfar.cat • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress