Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Sábado, 14 de abril de 2012 | Leída 49 veces

Pesadilla

Guardar en Mis Noticias.


[Img #2108]ÁNGEL T. GARCÍA / Periodista

Al final, me dormí. Y soñé que el gobierno dictaba una reforma laboral que acababa con los derechos conseguidos por los trabajadores en los últimos decenios. ¡Si caías enfermo más de 9 días te podían echar!, ¡te podían bajar el sueldo!, ¡desapa­re­cían los con­venios colecti­vos!, ¡los ERE ya no los debía autorizar el Estado!...

La pesadilla continuaba: empezaron a desfilar políticos. Un conseller abogaba por restringir el derecho de reunión. El hijo de un expresident hablaba de independencia, dependiendo de algo pendiente. Un dinero, creo. No sé, debía ser que dormía con el estómago pesado, pero no entendí nada. Luego se difuminó, envuelto en una bandera.

Apareció entonces el ministro de Justicia, que aseguraba que las mujeres debían ser madres para ser verdaderamente mujeres, o quizá era al revés. Otro decía impasible que debíamos “ahorrarnos” 10.000 millo­nes de euros en Sanidad y Educación. El de Economía, con su maletín de Lehman Brothers, decía que la legali­dad de la huelga general debía replantearse. El de Interior rezaba para que se limitara el derecho de mani­festación. Intuí entonces que la pesadilla se desorde­na­ba.

Surgió un obispo vomitando contra los homo­sexua­les, el yerno del Rey, muy serio; el expresidente de Valencia, muerto de risa. Creo que no salieron ni Millet, ni su socio; ni Nú­ñez, ni su hijo. Ya nadie se acorda­ba de ellos. Tampoco vi a Rajoy, a quien habían raptado los alienígenas. Quien sí que salió fue el juez Garzón, partiendo hacia el exilio, avergonzado.

La pesadilla era tan imposible de creer, que me desperté y, sin preocuparme demasiado, celebré perte­necer a la clase media. ¿O eso era otro sueño?

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
www.elfar.cat • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress