Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Dulce Valero
Viernes, 20 de abril de 2012 | Leída 228 veces

La sociedad municipal L’H 2012, en causa de disolución por la crisis

Guardar en Mis Noticias.

Con una deuda de 3,2 millones, en parte por la caída de la cesión de las plazas de párking, el Pleno aprobará el traspaso al Ayuntamiento o a La Farga de sus servicios

La disolución de la sociedad municipal L’H 2010, crea­da en enero de 2000 para gestionar directamente ám­bitos de acción municipal relacionados con el urbanismo, el apoyo a la movilidad y la vivienda, era una muerte anunciada. Tras un proceso de lenta agonía con varios planes de saneamiento a sus espaldas y el golpe definitivo de la crisis, con la caída de las cesiones de plazas de aparcamiento que gestiona y las dificultades para vender sus activos inmobiliarios, el 28 de marzo fue presentado en Consejo de Administración  un informe en el que se propone, finalmente, la disolución de la sociedad, una medida que deberá de adoptar la Junta General, en este caso el Pleno, en un plazo de dos meses, lo que supondrá el traspaso de los servicios que aún gestiona al propio Ayun­tamiento o a La Farga S.A.


[Img #2118]En 2011, año en el que la sociedad cerró con una deuda de 3,2 millones de euros, el consistorio ya recuperó servicios que prestaba L’H 2010, como la Oficina Municipal de l’Ha­bitatge y el área de Serveis Tècnics, integrados por una plantilla de 26 empleados que fueron subrogados a favor del Ayunta­miento.

También se aprobó el año pasado la reformulación del último plan de saneamiento, que incluía medidas como la reconversión de corto a largo plazo de la operación de préstamo con­traída en su mo­mento con el BBVA de 10 millones de eu­ros con el objetivo de sanear las cuentas de la sociedad, y que avaló el propio Ayunta­miento. Con la disolución de la sociedad, el consistorio pasará a asumir directamente esta deuda bancaria.

Otra medida aprobada fue la recuperación, por parte del consistorio, del servicio de grúa (con un 18,7% más de servicios en 2011 que el año anterior y un aumento de la recaudación de un 52,8%), y del control de los aparcamientos regulados (la zona azul y las áreas verdes, con un porcentaje de ocupación en 2011 un 14% menor que el año anterior). Ambos han pasado a depender, con la totalidad de los empleados afectados (36), a la Societat Municipal La Farga.

Con el proceso ya en marcha de disolución de la sociedad, se tendrán que traspasar también a La Farga S.A. o al Ayuntamiento los dos únicos servicios que le quedan: la gestión de un patrimonio de  187 viviendas, así como de los 17 aparcamientos subterráneos mu­nicipales, con un total de 6.138 plazas, y que se han convertido en la verdadera bestia negra de la entidad, que se ve incapacitada para colocar cerca de 300 plazas que permanecen libres, pese a las campañas comerciales  de descuentos de hasta el 20% sobre las concesiones, y centradas básicamente en cuatro aparcamientos: Can Serra, Ram­bla Marina, Vidrieries y Les Planes. Es significativo el caso del aparcamiento de Les Pla­nes, de 281 plazas, de las cuales se han podido co­mercializar solo el 43%, menos de la mitad.

Cerca de 300 plazas vacías

Las previsiones iniciales no se han cumplido. “Con­tá­bamos con 588 plazas que se tenían que haber vendido”, explica el presidente de L’H 2010 y concejal en el Ayunta­miento, Alfons Bonals. “307 las hemos alquilado, pero no es los mismo (en términos de recaudación), y 281 están vacías”, añade.

Ante las reiteradas críticas de la oposición por una mala gestión de L’H 2010 durante los últimos años, Bo­nals reconoce que “cuando una sociedad tie­ne pérdidas, algo no se ha hecho bien”, pero aclara que la política de construcción de aparcamientos mu­nicipales emprendida por el Ayuntamiento hace años “se tomó como un servicio a la ciudadanía, no para ganar dinero”, aunque fi­nalmente “la crisis brutal y larguísima está afectando a todas las sociedades”.

Bonals también aclara que la voluntad es que el traspaso de ambos servicios y de su gestión se haga con los 15 trabajadores afectados, a los cuales “ya se les ha comunicado” esta in­tención.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
www.elfar.cat • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress