Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
María José Espinosa
Viernes, 20 de abril de 2012 | Leída 162 veces
ZONA DELTA

Los payeses montan patrullas nocturnas para evitar los robos en la zona agrícola

Guardar en Mis Noticias.

Los ladrones actúan desde hace algunos meses, sobre todo en los campos de cultivo de Viladecans, llevándose maquinaria, vehículos, cobre, instalaciones de riego y el gasoil.

“Siempre hemos sufrido robos porque estamos en una zona perirurbana, pero con la crisis estos se han intensificado considerablemente”, ex­plica Mauri Bosch, uno de los payeses afectados por los innumerables robos que se están cometiendo desde hace unos meses en los cam­pos de cultivo de la comarca, sobre todo en el término municipal de Vila­de­cans, “una de las zonas con más invernaderos y de las más avanzadas tecnológicamente de Cata­lunya”, señala.

Ante esta situación, ta­chada de “insostenible” por los propios agricultores, estos han decidido organizar patrullas nocturnas para evitar que se sigan produciendo estos he­chos delictivos en la zona agrícola de la comarca. “No solo nos quitan la cosecha, sino que ca­da semana nos abren algún almacén, nos sustraen la maquinaria, el gasoil y las instalaciones de riego y de electricidad, y además también se llevan los vehículos de las fincas, algunos de los cuales aún no han aparecido”, explica Bosch. “Se trata de una situación muy grave porque están desmontando nuestras instalaciones, ro­bando material y maquinaria fundamental para poder continuar desarrollando nuestro trabajo”.
[Img #2120]
Los afectados hace meses que están interponiendo de­nuncias sobre estos hechos a los Mossos d’Esquadra, pero no han percibido ningún tipo de mejora desde entonces. “Si hay muchas denuncias y no se producen de­tenciones, es que algo no funciona bien”, señala Bosch. “Y no nos ha quedado más remedio que organizar estas patrullas, para defender nuestro trabajo, ya que todo lo que tenemos es a base de mu­chas horas de dedicación, esfuerzo y sudor, y con unos márgenes comerciales muy pe­queños”, señala.

Desde que se pusieron en marcha las patrullas nocturnas, los agricultores han asegurado que los robos en la esta zona han descendido. Pero también son conscientes de que esta medida puede poner en riesgo la seguridad de los payeses si se produce algún altercado con los ladrones. “Si vemos algo sospechoso, tenemos claro que hemos de avisar a los cuerpos de seguridad, pero siempre hay alguna posibilidad de conflicto”, reconoce Bosch. Los afectados esperan poder llevar a cabo próximamente una reunión con las administraciones para solucionar esta problemática. “No somos poli­cías, sino agricultores que queremos seguir trabajando”, recuerda Bosch.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
www.elfar.cat • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress