Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Dulce Valero
Lunes, 21 de mayo de 2012 | Leída 228 veces
L’H • Comercio

La crisis obliga a abaratar los costes del proyecto del mercado de La Florida

Guardar en Mis Noticias.

Costará unos 20 millones de euros, tres menos que la anterior propuesta, y comenzará a construirse en un año • Los paradistas exteriores, molestos por las consecuencias del retraso

El Ayuntamiento ha presentado a los representantes de los cerca de 80 paradistas ubicados desde diciembre de 2008 en el mercado provisional de La Florida, en la calle Prima­vera, un primer esbozo del proyecto que está trabajando el Àrea Metropolitana de Barcelona para el equipamiento definitivo y que, según el concejal de Promo­ción Económica y Ocupa­ción, Josep M. Garcia Mom­pel, “se basa en un modelo constructivo más económico y ajustado a las necesidades que tenemos hoy en día las administraciones, que hacían inviable el anterior proyecto”.


[Img #2194]

La reducción de la demanda de este tipo de servicio como consecuencia de la crisis, las dificultades en la financiación de la obra (que costean el organismo metropolitano, el Ayunta­miento y los paradistas), y la falta de una oferta de operadores comerciales interesados en el supermercado, que ha de funcionar como motor del mercado, han lastrado la puesta en marcha del edificio definitivo, que tenía que abrir sus puertas a finales de este año.
Ante este panorama, la administración se ha visto obligada a reducir gastos, y de los 22 millones previstos inicialmente, se pasará a un proyecto, que aún se ha de realizar, con un coste que estaría “entre los 19 y los 20 millones de euros”, explica Mompel. El concejal ve factible el inicio de las obras de aquí a un año, ya que “en estos momentos hay varios operadores interesados” en la explotación del supermercado, a lo que habrá que añadir dos años más para estar acabado.

El esbozo presentado abarata el modelo constructivo, pero no varía ni la superficie (dos plantas subterráneas y tres más sobre rasante de unos 2.500 m2 por planta), ni la distribución prevista inicialmente: las dos plantas subterráneas se destinarían a aparcamiento, almacén y muelles de carga y descarga; a pie de calle se ubicaría una primera planta con entrada al supermercado por la calle Pri­mavera y, aprovechando el desnivel del terreno, se ubicaría una segunda planta para el mercado tradicional con entrada desde la calle Sevilla, mientras que la tercera planta se destinaría a dependencias municipales.

Malestar entre los paradistas

Si bien los paradistas, en su conjunto, estarían conformes con el esbozo del proyecto, los 45 titulares de las antiguas paradas exteriores del mercado, que se dedican a equipamiento para la persona, han mostrado su malestar por el retraso de las obras y sus consecuencias, que les han llevado a tomar medidas de presión como el dejar de abonar algún mes las cuotas que financian parte del proyecto del nuevo mercado.

Según la presidenta de la Agrupación de Paradas Exte­riores del Mercado de La Florida, Dolores Atocha, los paradistas del mercado han cumplido “religiosamente” con el pago de las cuotas que abonan mensualmente desde enero de 2009 para financiar parte del proyecto (el coste total es de unos 12.000 euros por parada). “Hemos desembolsado ya el 70% de nuestra inversión, y sin embargo las obras las han ido aplazando y ni siquiera han empezado”, se lamenta.

Atocha considera que el retraso de las obras supondrá una “condena” para una decena de titulares de paradas que hoy día tienen ya 57 años. Cuando entren en el mercado lo harán con 63 años y solo tendrán dos años para amortizar su inversión, un plazo muy corto. “El Ayuntamiento solo devolverá el 100% de la inversión de los concesionarios por la jubilación del titular con una edad de entre 63 y 65 años con efectos del 1 de octubre de 2010. Eso significa que los que ahora tengan 57 años no entrarían en este grupo”, explica.

Atocha cree que sería necesario que la administración local costease el 100% de las obras de mantenimiento del equipamiento provisional, pensado para una vida de cuatro años y que “co­mienza a tener deficiencias”, y permitir a su vez que los concesionarios intervengan en el proyecto definitivo.

El Ayuntamiento de L’Hospitalet, por su parte, ha anunciado que, de momento, suspenderá las cuotas hasta la adjudicación de las obras. “El resto ya lo discutiremos”, asegura Mompel.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
www.elfar.cat • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress