Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
María José Espinosa
Última actualización 17:36
Miércoles, 23 de mayo de 2012 | Leída 159 veces
EDUCACIÓN

Las aulas reflejan el malestar por los recortes

Guardar en Mis Noticias.

• Los sindicatos mayoritarios aseguran que la convocatoria de huelga afectó a la práctica totalidad de los centros educativos de la comarca • El seguimiento del profesorado en las escuelas e institutos públicos del Baix Llobregat fue superior al 70%, según CCOO y UGT




[Img #2204]
La primera convocatoria unitaria de huega del sector educativo tuvo un alto se­guimiento en el Baix Llo­bre­gat. Los dos sindicatos ma­yoritarios de la comarca, UGT y CCOO, no dudan en definir la jornada de paro del martes de “éxito”, asegurando que fue secundada entre el 70 y el 80% del profesorado de los colegios e institutos públicos del Baix Llobregat (el seguimiento en los centros privados y en las guarderías fue menor). “La comunidad educativa de la comarca ha respondido con contundencia a las agresiones que se están llevando a cabo tanto desde el gobierno central como auto­nómico”, señala el responsable de Enseñanza de UGT del Baix Llobre­gat, Miguel Cordero. “Y seguirá estando presente en la calle si los gobiernos continúan en su empeño de condenar a la escuela pública a un papel subsidiario, negando a sus alumnos una educación pú­blica de calidad y aumentando la precariedad laboral de sus trabajadores”.
Su homólogo en CCOO, Marc Sangüesa, también ma­nifiesta que “a pesar de las di­ficultades y los esfuerzos que se han hecho durante to­do este año, la huelga ha sido un éxito y demuestra que el sector no acepta unos recortes que llevan a la educación a una situación comprometida en la que no po­de­mos asegurar la calidad del sistema educativo como consecuencia del aumento de ratios y de la sobrecarga de los trabajadores”.
Seguimiento desigual
En líneas generales, la jornada de huelga tuvo un mayor seguimiento en los institutos de secundaria (como el IES Bruguers de Gavà, donde un 82% del profesorado secundó el paro) que en los centros de infantil y primaria. No obs­tan­te, algunos colegios también registraron una participación muy alta, según los sindicatoss, como es el caso del CEIP Benviure de Sant Boi (100%) o en el CEIP San­ta Maria de Cer­velló (un 90%). 
En algunos otros centros de la comarca, como el IES Joan Miró de Cornellà, los profesores decidieron no seguir la huelga, pese a compartir los motivos de esta, y dedicaron el día a realizar diferentes actividades para ex­plicar a los alumnos y pa­dres los motivos de la mo­vilización. En el caso de este instituto, por ejemplo, el salario de los docentes de esa jornada laboral irá destinado a la maratón contra la pobreza que celebrará TV3.
Malestar generalizado
Pero lo cierto es que, secundaran o no secundaran la convocatoria, el malestar y descontento de la comunidad educativa crece día a día. A la reducción del presupuesto de educación de un 8% que ya aplicó el Govern de CiU en 2011, y del 4,8% este curso (lo que se tradujo en un aumento de la jornada lectiva de los profesores, en la eliminación de la sexta ho­ra de forma general y en una disminución de la partida para gastos corrientes de los institutos, para las becas de comedor, para las ampas y para la construcción de nuevos centros), se ha de añadir el real decreto que el pasado 20 de abril publicó el Minis­terio de Edu­cación. Con él se pretende que las autonomías puedan ahorrar hasta 3.000 millones de euros en su presupuesto en educación. Para conseguirlo, el Gobierno pro­pone aumentar hasta el 20% el número de alumnos por aula (en primaria pasará a tener 30 alumnos y en se­cundaria, 36); un nuevo in­cremento de la jornada laboral de los docentes; cubrir las bajas cada dos semanas en lugar de cada tres días; eliminar la obligatoriedad de ofertar al menos dos modalidades de Bachillerato; o elevar el 66% la tasa que pagan los universitarios por matricularse en un grado.
Cordero, desde la UGT, alerta de que “todas estas medidas de ajuste y recorte que se están aplicando ponen en peligro la educación co­mo servicio público de calidad, así como el poder ga­rantizar la igualdad de oportunidades y la cohesión so­cial”.

Noticias relacionadas
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
www.elfar.cat • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress