Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Lunes, 9 de marzo de 2015 | Leída 1562 veces
CARTES DEL LECTOR.

Carta de los padres de Cristina Bergua

Guardar en Mis Noticias.


LUISA VERA MARTÍNEZ.
Cornellà.


"¿Pitu, vas a salir?"  "Si mamá, ahora me ducho y me marcharé". "Papá y yo nos vamos a dar un paseo". "Adiós cariño, nos vemos luego".

 

Éstas fueron las ultimas palabras que mantuve con mi hija y también la última vez que la vimos. Han pasado 6.574 días. 18 años... 18 años de impotencia, de angustia... 18 años sin saber nada de nuestra hija. Muchas personas nos preguntan cómo se puede vivir tantísimos años sin saber nada de su paradero. La verdad, no tenemos respuestas, sólo se vive.

 

La incertidumbre es muchísimo peor que la muerte. Cuando tienes un hermano, hijo o padre que se muere sabes donde ir a ponerle flores. Nosotros llevamos 18 años buscando a nuestra hija y no sabemos si desde el primer día nos la asesinaron.


El 9 de marzo de 1997, Cristina quedó con el chico que la acompañaba. Según le había dicho a unas amigas, iba a dejarle. Javier Román aseguró que la acompañó un rato hasta la puerta de su prima, pero Cristina, de 16 años, nunca llegó a casa.


Sus padres, su hermano, sus familiares y amigos, empapelamos media España de carteles (más de 300.000), recurrimos a policía, prensa y utilizamos todos los instrumentos que teníamos a nuestro alcance.


La juez instructora María Sanahuja siguió una pista anónima que señalaba que el cadáver habría sido arrojado a un vertedero de basuras. Alguien filtró que la búsqueda en el vertedero tenía un alto coste (50 millones de pesetas), vulnerando el secreto de actuación.


Estoy segura de que si se hubiera tratado de la hija de alguno de ellos no les habría importado pedir que se destinaran 500. Pero era la hija de unos padres modestos y la Generalitat de Catalunya quiso hacer constar la diferencia. Alguien presionó para que parásemos.


Mi marido y yo, junto con otras familias con familiares desaparecidos canalizamos nuestras energías creando Inter-SOS, agrupación de familiares de desaparecidos que lleva 18 años de lucha intentando saber qué le pudo suceder a Cristina y también a todos los desaparecidos  de España.  Seguiremos trabajando para saber del paradero de nuestra hija, porque necesitamos saber para poder descansar.

 

Queremos dar nuestro profundo agradecimiento a todos los cuerpos y fuerzas de seguridad, tanto a nivel nacional, autonómico, como local, que trabajan incansablemente con los escasos medios que a veces disponen pero que siempre están ahí. Nosotros estamos convencidos que son la mejor policía del mundo. Gracias también al pueblo de Cornellà, a sus gentes y a tantas y tantas personas que después de tantos años nos siguen preguntando si tenemos noticias de Cristina.

 

A los ayuntamientos de El Prat y Cornellá que siempre nos apoyan en todo momento y que sin su ayuda no podríamos celebrar el acto de homenaje a las personas desaparecidas que celebramos cada año.

 

Y a los medios de comunicación, que son la plataforma más importante para dar a conocer las desapariciones de nuestros seres queridos.

 

En definitiva, gracias a todas las personas que de una forma o de otra se han preocupado por el paradero de nuestra hija. Un abrazo de corazón para todos vosotros.

 


Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
www.elfar.cat • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress