Estigues ben informat de tot el que passa a casa nostra
Viernes, 24 de noviembre de 2017
Última actualización: 12:41
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Dulce Valero
Miércoles, 11 de julio de 2012 | Leída 577 veces
SANTA COLOMA DE CERVELLÓ

Los abuelos de la Colònia Güell vuelven a encerrarse, esta vez con sus nietos, para salvar la guardería

Guardar en Mis Noticias.

El Ayuntamiento ha decidido cerrar el servicio y centralizarlo en Santa Coloma por déficits estructurales en el edificio y por la disminución de la demanda de plazas

[Img #2721]

Después del encierro de protesta que protagonizaron los vecinos más mayores de la Colònia Güell, la antigua colonia industrial de Santa Coloma de Cervelló, contra el cierre del dispensario médico, un año después volverán a protagonizar otro encierro, esta vez con sus nietos, en otro de los servicios históricos de este núcleo urbano, la guardería Sol Solet, después de que el Ayuntamiento haya anunciado su cierre por deficiencias estructurales en el edificio y por la disminución de la demanda de plazas.

“De la defensa de los iaos a la defensa dels xumets”. Así rezan algunas de las pancartas que se ven en los balcones de la Colònia Güell en apoyo de la guardería municipal Sol Solet, ubicada en la antigua Escola del Mestre y que durante muchos años ha centralizado el servicio docente de la colonia industrial, primero como escuela y desde hace 24 años como guardería.

Las deficiencias estructurales que desde hace años amenazan al edificio, de estilo modernista y catalogado como patrimonio histórico, así como el descenso en la demanda de plazas, han llevado al Ayuntamiento a decretar su cierre y centralizar el servicio en la guardería municipal de Santa Coloma de Cervelló.

El alcalde del municipio, Gerard Segú (Progrés), ha asegurado a elfar.cat, que la primera intención tras reunirse con la comunidad educativa, fue mantener el servicio en la colonia con dos grupos (de uno y dos años) a través de módulos prefabricados, pero durante las preinscripciones para el curso 2012-2013 faltó por completar una de las líneas, la de un año (hubo tres inscripciones para cubrir 13 plazas). “Hacer una inversión de 200.000 euros en una guardería provisional para un único grupo (una veintena de niños) y con la perspectiva de la disminución de la demanda de plazas para los próximos años convertían el servicio en deficitario”, explica.

El Ayuntamiento ha optado por rellenar un aula en la otra guardería municipal, ubicada en el núcleo urbano de Santa Coloma, en la que también han quedado hasta once plazas vacantes después del período de inscripciones (de 107 plazas se han cubierto 96).

La reagrupación del servicio de 0 a 3 años afecta de manera más directa a siete niños de la Colònia Gúell que tendrían que trasladarse cada día a Santa Coloma a partir de septiembre, lo que supondría un trayecto a pie de más de 30 minutos. En este sentido, el alcalde asegura que se trabajará desde el Ayuntamiento para hacer coincidir los horarios del autobús que une ambos núcleos urbanos con los horarios de entradas y salidas de la guardería.

Encierro de protesta

Pero los vecinos de la colonia no están dispuestos a perder un servicio que consideran un derecho básico, y han anunciado que este viernes, día que cerrará oficialmente sus puertas la guardería Sol Solet, se encerrarán para luchar por su mantenimiento como ya hicieron con el dispensario médico hace un año. Esta vez los mayores se unirán a sus nietos en la lucha.

Según Mario Alfonso, presidente de la Asociación de Vecino de la Colònia Güell, “nosotros defendemos el concepto de la colonia que tiene una serie de servicio, que hacen mantener su identidad". Alfonso considera que "si perdemos estos servicios ya será muy difícil recuperarlos”.

Alfonso critica la falta de previsión de un equipo de gobierno que podía haber buscado soluciones para no cerrar la guardería. “Mucha gente joven está trabajando en empresas que se han ido instalando en las naves industriales de la colonia, y ahora sus hijos podrían matricularse aquí y asegurar su futuro”, explica. También critica que ni este gobierno ni los anteriores hicieran nada por arreglar el edificio. “Llevaba muchos años con patologías y ni en época de bonanza se intervino”, se lamenta.






Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
www.elfar.cat • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress